.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

sábado, 16 de agosto de 2014

El eco


Pero al brote también sirve de mucho
descansar en el tiempo del descanso,
dejarse llevar por un río manso
cuyas gotas son el eco de no lucho,
permanecer sentado en la ladera
de la montaña azul, luz que silencia
el desparpajo en mis ojos sin cadencia
y, entre el latir, el ave y la pradera
respiran sueños... ¿qué música eterna
será la que destine y que nos una
en el centro de un día, cualquier día,
conmovido y cotidiano, o desangrado,
un concepto de poesía sempiterna?

MabelBE

2 comentarios:

  1. Primera vez que vengo a tu blog. Me gustó mucho este texto.
    El blog todo con mucha personalidad.
    besos
    Elisabet

    ResponderEliminar
  2. Querida Elisabet, mis cariños y gracias!

    ResponderEliminar

· seguir por mail ·