.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

miércoles, 13 de agosto de 2014

Insectos


Acabo de asesinar a un insecto.

No fue más que un acto reflejo.
Lo perverso en lo inadvertido, sin razonamiento.


Es este mundo y su indiferencia cotidiana
que me distrae de las esencias y las sensibilidades.


Soy yo, que permito a las superficies
que me disfracen los sentimientos.


MabelBE

2 comentarios:

  1. Desde Pura he llegado hasta acá, Mabel.
    Me gusta mucho tu estilo.
    Estos versos son un verdadero logro poético.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  2. Que bueno, Pura es grande. Gracias, Nestor.

    ResponderEliminar

· seguir por mail ·