.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

viernes, 23 de junio de 2017

Olvido, para que


Visto desde adentro, pienso que escribí poemas prolíficos en una época honesta, con atardeceres que merodeaban la luna y con ataque de pánico al acercarse. Después, algunas confesiones y la unión por contagio del vacío de los huecos entre películas diferentes, hasta llegar a la mentira del dolor. Hoy, alguna tarde cruza esta cuestión brutal volando por mi memoria y de inmediato la incorporo mientras los silencios dicen "ya basta de esta fastidiosa orfandad"..Visto desde afuera, desde el espacio exacto que abraza lo que parecía inolvidable -pero que, como todo lo que se abandona, se va- el recuerdo me clava los ojos, volviéndose viento huracanado en la aureola espiritual de lo ya ido hasta desaparecer. En esta mirada el descuido no existe, y entonces no puedo discutir sobre una historia adentro de un poema, sobre la falta de elegancia o de respeto, o sobre la lealtad, porque son apenas la parte descolorida de lo anecdótico.
Así que me dejo estar y vaiveneo. Para aquí, para allá, para aquí, para allá. El recuerdo, el olvido, el nuevo abrazo, la lealtad, la deslealtad, otra sonrisa, el recuerdo, unos besos vividos desde el perfil. Y el olvido, que otra vez ha venido, en una nueva mirada, tibia y suave, de tarde de domingo y de Palermo. La cosa al fin produce gracia: absurdo, el recuerdo clavando sus ojos en lo grosero del olvido. Y como una balanza buscando equilibrio, querer escribirlo.

MabelBe

7 comentarios:

  1. ¿Para qué el olvido?. Para que el olvido sea olvido no debería ser siquiera un término que lo defina. Debe ser de lo que nadie sabe, de lo que no se puede hablar, ni excribir, ni poemizar, ni lo que se y comosea que sea que no sea.
    No recuerdo el motivo de este post, porque la ventana del comentario no me deja leerlo y porque un árbol no me deja ver el bosque o al revés. Perdón por no acordarme. ¿Queres hablar conmigo?. ¿De qué?.

    ResponderEliminar
  2. Mabel!!! solo paso a saludarte...hace días que no te veo...espero que tu y las chicas estén bien
    Como siempre, un placer pasar por aquí...
    Dios te guarde Mabel...

    ResponderEliminar
  3. Compleja reflexión... tanto olvido para qué? Tal vez es preferible a tanto recuerdo para nada.
    Un beso

    ResponderEliminar
  4. el olvido no existe
    lo inventamos para nombrar lo innombrable
    es la parte màs chiquita del recuerdo màs profundo y màs esencial.
    Aquello que màs empeño ponemos en olvidar es precisamente lo que susurrando habla de nosotros.
    creo que olvidar no es el camino y recordar tampoco. el verdadero camino es transitar este instante con los pies livianos y como flores en el pelo, los recuerdos y los olvidos, que perfumen nuestro andar...

    ResponderEliminar
  5. lindo tu blog...pasaré otro día nuevamente...saludos

    ResponderEliminar
  6. Yo también me tomaría una mate contigo (o varios) y charlaría incontables horas.

    Sería un placer escuchar ecos de tus soledades, contarnos sueños inventados, y vaivenear entre recuerdos y olvidos.

    Un abrazo, amiga.

    ResponderEliminar
  7. hay que ser vivos, y saber qué olvidar

    ResponderEliminar

· seguir por mail ·