.


sábado, 13 de noviembre de 2021

Atmósferas

Atmósferas que cambian el valor de la palabra me exponen a un beso obligado. No hay oxímorones en el amor. Soy el fondo iluminado donde da el primer paso todo lo que no me interesa. Soy una flor de Van der Goes envuelta por entidades que habían dejado de abundar. Salgo de las piedras y, tomada de la mano de un fantasma, quiebro lo rígido. Basta de sentirme un título de película de cocina romántica, o una serie con pronto final donde soy la cantante de rock melódico ahogada. Sé que es lo que me falta, algo que tenía al nacer. Caigo al valle de los sueños. Percibo latidos en el cielo.
MabelBE

sábado, 2 de octubre de 2021

Sopor


Odio el alegato. Aún espero que el ritmo de una estrella me acompase el alma, y a la vez me miro detenida, testigo de mí misma.
Qué robotito, el corazón. Furia sin coraje que no perdona la ausencia en el espejo. No conozco mi edad pero aprendo entre el sopor a trepar al siguiente escalón. Poco me importa saber que viviré tediosos días ahogándome en la tristeza de mis narcisismos.
No alcanza con intuir que es posible amar en la diferencia. Una sonrisa curtida se levanta cada mañana sofocada por ilusiones ajenas mientras un paisaje sonando adelante me observa como propia, sin cesar.


.
.MabelBe

.
espera / mira y no perdona / trepa, vive, se
ahoga / suponte que ama: por qué se
queja? / acusa / pide / no
hay control
.

miércoles, 18 de agosto de 2021

Mis manos en canasta

.
Se vuelve la tarde un borroso
lenguaje de trapo y de ceniza,
su alta jerarquía da a la brisa
una reverencia de ablación,
infinitos escaños para el tedio,
y la canción de la tarde de los muertos
que hoy están todos contentos
 suturando bajo el desconcierto
de este primer cielo casi abierto.
Una película rápida me conjuga
y me veo adelante, entre la ruta
entrando, la casa, el patio, la tortuga
que ya está en mis manos en canasta.
Ahí vamos, en la última energía 
recobrada, ponemos unas flores, 
arreglamos, limpiamos, nos volvemos,
cada cosa y su lugar de desenlace
son de silencio, de sombra que se deshace.

.
MabelBE
Mas o menos igual
.

lunes, 16 de agosto de 2021

Los perros de Hashima y el lago Bled

Siempre hay un perro al lado de lo que va dejando de importar, de lo que se vuelve más duro cuando no aparecen alternativas. Ni hablar de la nostalgia que producen las sombras de los árboles sobre el campo al caer de la tarde. No son felices ni en la niñez. Nunca quise estar en esas agonías de la hermosura cuya principal característica es la ajenitud. Será por eso que busqué ser como la isla sin nombre del lago Bled. En el alma me quedó grabada su forma de lágrima, que me recuerda a Hashima.
Yo hago latir la capacidad de ver vegetación rugiente, de músicas y sonidos conviviendo entre la voz humana, bajo techos siempre recién pintados y niños que arrojan piedras y risas desde la orilla.
Esta Hashima sin la irrealidad obtusa de silencios diminutos se ubica en el Bled, y sube por la escalera que ocupa gran parte de su suelo y bienvenida, ya sin la inutilidad del cuento de hadas pero siempre con un perro, compañero de la intemperie.
Es duro, más lo que cuesta reinventarse después, cuando no están las alternativas debidas. El dolor de vivir en el inconsciente colectivo. Ni hablar de la nostalgia que producen las sombras del atardecer en los árboles del campo.
Que suerte que existan los perros.

MabelBE

sábado, 31 de julio de 2021

El patio de Casares



El aroma de los jazmines
flota quieto en el aire,
donde se apagan suaves
tonos añejos de sol.
Y en los laberintos del piso,
un lento recorrido infantil
parece irse a cuentagotas,
en sus propias serendipias.
Cuando atardece el día,
vuelan pájaros eternos
que sumergen en estrellas
las costumbres cotidianas.
Pero si la noche inicia
bajo ruidos de tormenta,
en el patio de Casares
se ve tan grave el crepúsculo
que no se puede salir
sin desear quedarse en él
y en su mundo de llovizna.
Así de hermosas lucen
sus fuerzas derrotadas
al deshacerse de luz
la intimidad perfumada;
así de nostálgicas las baldosas,
su gris, idas y venidas, donde
es posible creer que descansan
espíritus de amor puro,
reserva estable del alma,
un acaso y su porqué.


                                   MabelBE