.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

martes, 24 de mayo de 2011

Un espacio de otra vez

Otra vez poner el mate para que baje el agua primera, abajo del calefón. Haber visto caer cenizas desde adentro del calefón, como hojas negras sin peso, tantas veces. Ser obsesiva en cada preparación pero otra vez hacerlo.

MabelBE

sábado, 14 de mayo de 2011

A mi lado


Hay elegancias que sólo contemplan
los movimientos
de un nuevo concepto
volviéndose realidad,
estilos que no emiten signos,
frases que
desde adentro de los ojos
se vuelven fe.


MabelBE
·un poco más cerca de donde me gusta

sábado, 7 de mayo de 2011

No demostrando / Implosión

Te di una piedra, fantástica combinación de brisa, sol marino, arena
y tiempo. Y creíste que te daba el corazón. / Macky Corbalán

 
Hay que tener el valor misterioso de lo outsider. Esa textura pluvial que sostiene el cuerpo: brazos, piernas, ojos, huesos, todo adentro de la piel. El valor mayor. La cáscara de una lastimadura que se autoregula, se endurece, y se vuelve fuerte porque sabe dónde vibra lo que necesita. Maravillosa fortaleza.
Otra vez un pájaro pasa sin ruido "no demostrando / mostrando" lo importante. Y cada tanto surge la brisa, suave pero fría. En cada movimiento asoman plantas a este vacío. Contemplo cómo soy todo esto. No dejo de esperar unos cuantos regresos, aunque sé que vendrán de diferentes ningunas partes y eso no tiene lugar en mí, porque para ese entonces seré un mismo agujero que se no llenará con lugares comunes. Las promesas pintan un lugar sin piso en un entorno lleno de refugios perfumados. Hay suavidad, como en estas noches con estrellas nuevas que cubren ausencias y un halo invita a bailar.
Hay que ser un bien a alimentar, colocar el páuer en el lugar más alejado de la violencia. Edificando la estabilidad adentro, intentarlo. Implosionar, destilarse y reaprender a transmutar en humor el polvillo dejado por la penumbra, lo tullido, la muerte, la ignorancia. Y nunca olvidar que, en cada movimiento, hay plantas con ramas al vacío que invitan a aferrarse. Bendición que todo lo supera, hay que cagarse de risa.
.
MabelBE

jueves, 5 de mayo de 2011

Juego 32

Le escribo sobre mi intención cierta de borrar huellas de pasado con ruegos dirigidos a la naturaleza de otra vida, porque intuyo que la sustancia corroída de su alma ya no quiere permanecer en estaciones sin sonrisas.
Siempre asumiendo la corrosión, qué hacer con eso le pregunto. Punto invisible a mi favor.
Luego rememoro lo supuesto: tanto esfuerzo, años hostigados de oraciones y de todo lo contrario, el enclaustramiento como sinónimo de vacío transmutado en rebeldía de la inútil. 
Y finalmente, con pasmosa seguridad, que vengo a amparar, entre un canto de sirenas agobiadas. Ay, qué caradura. Y qué obligada, otra vez, por uno de mis típicos desánimos escondidos. Ay, lo burdo de lo violento, lo que nunca gustó:
.
Enredadas mis flores a esta estación podrida/
soy una maravillosa turbación:/
cuando me dirijo a vos/
me estoy dirigiendo a mí./
Estamos en un parque/ defendido
por los sueños del árbol de la oscuridad./
A todo o nada/
las hojas de otoño se suicidan/
y me hacen sentir una frase asesina/
o una desvalida/
o me suben a una estrella... blablabla.
.
Al no poder mentirme descubro que soy una gran mentirosa. Si bien no se hace en ciertos juegos, por suerte en éste sí. Declaro conocer que la diferencia se basa en el interés y el gusto.
.
Juegos / MabelBE
ilusorio ·

· seguir por mail ·