.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE ARROJO PROFUNDO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

viernes, 18 de noviembre de 2016

Juego 41


Vocabulario ajeno, visión comercial del "no sos vos pero engaña". Incomprensibles de tanta hiperrealidad, los procesos esenciales son todos independientes.
Hasta que un día, por fin, nos defendemos.
Así con todo.

Juegos / MabelBe
un antes y un después

domingo, 6 de noviembre de 2016

En más


ronda invisible

adentro de una bestia que espera el momento 
en que su inflexión le avise

que ya puede atacar

no llega de imprevisto
pero atrás suyo los caminos desaparecen

porque es fuerte
nunca triunfa

MabelBE

viernes, 7 de octubre de 2016

Ser feliz


Cuando entendí que lo que los ojos hacían en mí eran lastimaduras de todos los tamaños, me quedé en stand-by unos días, semiciega. Nunca se me hubiera ocurrido: un cazador de mariposas volviéndome canción perpetua de Foo Fighters. Me dice que es difícil así, que mejor vestirse de despertar. Que mire. Tan poca ayuda otra vez, lo etéreo siempre sale mal, la crueldad me sobrevive. Mucha pesadilla alrededor, una cuesta arriba gloriosa.
MabelBE

miércoles, 21 de septiembre de 2016

Sombra de noche bajo el paraíso


Un hombre llega cuando se está terminando de completar la penumbra primaveral que se percibe en el aire. El aroma de las flores del paraíso puede casi tocarse, su peso rodea el cuerpo de esa mujer, inclinado como acompañando la caída de cada cabello roto. Antes de mezclarse y desvanecerse entre los naranjas y lilas, el azul ausente de los pétalos en el piso emula a una mirada de hace mucho tiempo.
Obligado por la brisa a punto de descomponerse en el atardecer, se sienta para mirarle los gestos mecánicos que organizan el vuelo de dientes negros. El peine aparece y desaparece entre los enredos de su alma, y ella, sentada, con esa postura ida tan suya, recorta sombras sobre el vestido generando violetas que se pierden. Él, intimidado, la siente como un mundo adonde nunca podrá ingresar, se le hace más fuerte adentro. No sabe cuándo comenzó la noche. Los chasquidos retumban en el cielo y en el pecho, sin diferencia alguna.

MabelBE

Afecto primaveral/animal

Otra vez la primavera, pero cambiada, se la ve como a una nueva estación que borra tiempos tenues. Primavera sin descanso. Afecto fuerte. Los animales lo saben porque no usan los tenues. Muchos humanos no lo saben. 
Lo tenue les es tan necesario, que puede llegar a emocionarlos, aunque a veces acompañe a las mentiras. Lo sé por experiencia. Muchas estaciones emocionan, pero ninguna tanto como la primavera.
Muchas mentiras emocionan. Y son mentiras. Aprendizaje de septiembre, cuando me vi más tenue de lo que suponía en un país gris de abandono.
Los animales no van hacia la gente que necesita afecto, a lo casi apagado. Van hacia la gente que sabe lo que es el afecto, lo que no es tenue.
La mentira es una especie de descanso mal entendido en el espacio de los animales. Por eso busco alejarme de lo tenue, me devolvieron esta primavera y entendí que el tiempo y las estaciones tampoco son importantes. Por eso admiro a los animales.


MabelBE
[podrán cortar mil flores...]

sábado, 20 de agosto de 2016

Ni idea y en otra

-¿Cómo luchar junto al proletariado?, no formamos parte de él.
-¡Si deseamos lo mismo que ellos!
-De ninguna manera, un obrero desea su liberación, mientras que tú deseas la liberación de los demás.
-Poco importa, se trata de llegar al mismo resultado.
-Pero el resultado no se separa de la lucha que conduce a él, Hegel explica eso muy bien, deberías leerlo.
-No tengo tiempo.

/Simone de Beauvoir. La sangre de los otros.


Ocupados en aclarar por qué no queríamos morir
¿nos preocupaba saber para qué vivíamos?

Que no sé

Cómo triunfo, me pregunto. Y empiezo a pensar en que hay que ser feliz caminando el camino, en la vida del ímpetu de los descubrimientos descubiertos, en saber cómo decir que no se sabe lo que se quiere y se busca. Pienso también en la inocencia del buscar, del andar y del amar. Y sé que triunfo así, queriendo la búsqueda de lo que busco. Pero un día quedo sin misericordia, adentro de la imagen de una puerta que se abre.
Y empiezo a entender cómo deja de respirar el cuerpo y el alma en otro lado, otro cuerpo, tal vez otro modo. Ser astral. Soy la materia fundiéndose con agua y tierra, siguiendo leyes primeras, quiero a la búsqueda de lo que busco. 
Y empiezo a ver allá adelante más misterios. Cómo triunfo, me pregunto, con paciencia de culpabilidad difusa que razona el amor bajo un sol de remordimiento clavado en un cielo que es el que manda.


MabelBE

lunes, 15 de agosto de 2016

En la cabeza

Quería iluminar toda la tierra. Hay electricidad suficiente como para crear un segundo sol. La luz aparecería alrededor de Saturno. También podemos regar las otras energías, como la energía mental positiva, que se encuentra en la música de Bach o Mozart, o en los versos de los grandes poetas. En el interior de la Tierra hay energías de alegría, paz y amor que se expresan por ejemplo a través de una flor que crece de la tierra, los alimentos que salen de ella y todo lo que la hace el hogar del hombre. He pasado años buscando la manera de que esta energía pudiera influir en la gente. La belleza y el aroma de las rosas pueden ser utilizados como una medicina y los rayos del sol como alimento. Sé que la gravedad es adversa a todo lo que tenga que volar y mi intención no es hacer los dispositivos de vuelo (aviones o misiles), sino enseñar al individuo a recuperar la conciencia sobre sus propias alas. Lo que se considera como espacio vacío es solo una manifestación de la materia que no está despierta. No hay espacio vacío en este planeta, ni en el Universo. Mi cerebro está ocupado en cosas más importantes que recordar, está recogiendo lo que se requiere en un momento dado, esto es, todo lo que nos rodea. Solo hay que interiorizarlo. Todo lo que una vez hemos visto, escuchado, leído y aprendido, nos acompaña en forma de partículas de luz. Sostuve mis inventos durante años "en mi cabeza", antes de llevarlos a cabo./ Nicola Tesla.

viernes, 29 de julio de 2016

Gradual o súbito?

También puede haber una explosión súbita de percepción disparada por algún tipo de evento – usualmente uno que no pueda catalogarse de “agradable”.  Por ejemplo, he conocido a personas que han estado practicando por algún tiempo y han mostrado un crecimiento lento pero hermoso en presencia; y entonces de pronto surge una condición física que traer aparejada una intensificación muy rápida de percepción. En algunas personas produce una reacción hacia profundo miedo, así que pierden percepción; pero en muchos otros he observado una intensificación de la percepción – especialmente si involucra la posibilidad de mortalidad. Así que de pronto hay un influjo tremendo de presencia – pero eso solamente ocurrió porque ya habían estado practicando vivir en percepción, quizás durante varios años. No hay fin para la profundización./ Eckhart Tolle. ¿Es el despertar un proceso gradual o un cambio súbito, espontáneo?.

jueves, 28 de julio de 2016

Los pájaros asustados


Tus palabras son enredos de pájaros asustados que viven de mis criterios. Y tus saneados desgastes, esclavos de un destierro que me demuestran la nada, revolotean mi espejo, marchan en un corazón que no puede alejarte porque no quiere alejarse.
Pero ya es preciso definir a las sonrisas. Basta de esos consuelos desde almas desgajadas que no llegan a placé. Gesto bien ampuloso de un compromiso apurado que es un te amo liviano, algo ansioso y nublado, como un fortalecimiento que fortalece muy mal. Y mientras el amor cansado dice ya no sigo más / a ver cómo te enterás.
Que risa las consecuencias de enfrentar a la verdad. lastimadura que escapa subiéndose a unas preguntas en la hendidura del alma, agotada de desván. ¿Son de sangre estas gotas que parecen miel gastada? ¿así sucede el alivio? ¿cómo era la paciencia: ser felíz no está de mas?

MabelBe
no es poema de protesta

Contexto


miércoles, 27 de julio de 2016

Niña de vidrio

Niña de vidrio, acorazada con los arcoiris de las flores en medio de un jardín de miedo y nostalgia. Mundo donde es posible hablarle al simismo del desenlace de la noche de estrellas borradas. Universo con un farol enfrentado al tiempo y a las heridas. Entrar en cada una de las luces y lagrimas que saben exactamente que decir y que abrazan. Diálogo con lo esencial del cambio, entre lo perdurable y en el  instante en que se revelan todos sus abismos ocupados. Sentir la vida de sus versos y que no importe si es cursi la mirada de corazón. Niña de vidrio, con distintos rostros del amor, levantándose cada mañana para hacer un amanecer mas o menos perfecto en la ventana. /Crítica Ebelina.

Tonolec


Fuerza vital

Cruzar por la mitad de la calle, observar sólo imágenes de pájaros en vuelo, conversar con los animales, aprender y enseñar y volver a aprender entre banalidades que no somos nada ·y a la vez lo más importante.
Sangrando en el escritorio de las cosas para proteger a la alegría, sumar una nueva rebeldía con el retiro a tiempo del hermetismo de los misterios. Total, todos somos nada. Y que enormidad superficial esta nada donde somos, todos.

MabelBE

·tan nobles

sábado, 2 de julio de 2016

Realidad

Contemplo cómo se descomprime el tiempo en las pisadas, completando con una suave neofilia a desprevenidos que se transforman en clima y remanente de clima. Amo ese aire que evita la prolongación de sufrimientos. La vida se colorea cuando el amor improvisa intervenciones que muestran y demuestran ojos inundados de calidad de bien por sobre lo que sea. Puede parecer de fantasía la imagen de un mundo tan poco destructivo, donde no importa el narcisismo biológico ni los reveses, pero no temo a invasiones de recuerdos. Sé como es nunca perder el interés, me gustaría nunca dejar de hacerlo.
.
.
MabelBE

sábado, 18 de junio de 2016

Sujeto al objeto

Luego de una confesión pura o de una sensación guardada que queda en situación primaria de libertinaje, pareciera que algunas entrañas necesitan depositar su aura energética de atención sobre cualquier objeto simple, cuya única característica valedera es la casual proximidad.
Sólo con su ubicación temporal el objeto logra tan supremo efecto. Más el guiño cómplice del extravío en la mirada.
.
Casi nada, apartar el goce egocéntrico de feroz lastimadura, hallazgo impresionante, o explosión de alegría, que acaba de ocurrirle a la memoria de la psiquis o del corazón.
Finalmente, el considerar al objeto como sujeto amuleto, fetiche colorido, o el sitio donde depositar el sentimiento, puede tornarse el ítem inmediato. De allí al barranco de confusiones profundas, pocos pasos.
.
Es increíble que un objeto logre esta circunstancia letal. Solo un objeto, y tan peligroso. Sólo un objeto, cuyo color es eventualmente gris desapercibido, o cuya textura es una simplona falta de profundidad. Pero sucede, en las almas aturdidas y/o confusas.
.
.
MBellante
el objeto de la mirada extraviada

o del impotente

Salvo la haraganería hiriente

Desvencijados de esperar, están tomando la costumbre de agacharse cuando pasa el viento en un colmo de pereza. Y de reagruparse en la suciedad, formando exhortos hirientes una y otra vez, adentro de un corazón tibio -pero no de tibieza.

MabelBE
· Los sucios en las sombras·

El Roto


viernes, 17 de junio de 2016

Nosotros, los pobres


El pensamiento suele volverse un patrón que obliga a la reiteración.
En ocasiones se piensa compulsivamente que la familia es la base y que sin ella nos caemos en picada por un agujero como el de la mina de Chuquicamata. Si es el caso y nos quedamos sin familia, bueno, ya tenemos donde ir a terminar líricamente. Si estás más cerca de Rusia que de Chile, tenés la mina de Mirna. La naturaleza sigue velando por todos.
Es muy fácil otras veces obsesionarse con el trabajo. La vida pasa a ser tamaño oficina, maletín o sillón de escritorio, y el nombre de lo supremo es Eficacia. Un valor multiplicado por la inexistencia del futuro: lo único cierto que vendrá con peso. Indiferente a cada uno.
Para algunos la política es muy importante y hay que resistir, resistir, resistir, resistir, asistir, resistir, existir, persistir, no: resistir, era resistir... ¿resistir? ¿a qué había que resistir?.
Para otros la política es igual de importante por lo tranquilizador que significa el poder y el dinero fácil. En ambos casos, eso sí, se logra casi idéntico resultado, queda flotando confusión y desperdicio. No hay que burlarse de esto.
Una vida puede fácilmente basarse en el pensamiento religioso -dirán que es sentimiento pero no nos importa eso ahora - y es fanáticamente posible ocupar la mayoría de las horas rezando para pedir desde la paz del mundo hasta que el jefe falte por una semana o desde salud para el amigo que padece cáncer hasta sacar la lotería.
Se puede existir totalmente desatinado, y llegar a viejo y sano.
Se puede sostener una existencia en una creencia que tal vez no sea del todo errónea para gran parte de todos nosotros, pero que no tiene el valor significativo que se le quiere dar. Es más, así vive la inmensa mayoría. Quién puede sin dudar asegurar que a ésto -por lo que está luchando- vino, en un ciento por ciento.
Entonces, como siempre me pasa en este tramo, se me sienta la cursilería al lado, y una tristeza regalada con ojos de gato caramélico me envuelve como con una manta de lino [son esos insignificantes huecos, que sólo permite la tela cuando es común, los que dejan ver que del otro lado no hay nada]. ¿Nada?, qué sorpresa.
Toda reiteración se vacía en sí misma y al cabo de un tiempo cuesta mantener su parámetro en la línea del horizonte y su concepto sin contaminación.
La mayoría es nuestro único y lamentable parámetro. Pobre de nosotros!
Pobre de mí. Y de vos. Y de ella, y del otro. Y de aquellos, también de los que andan riéndose por allá, atrás de la pantalla de los modos y cortinas que tapan plantas o techos.
Tu pensamiento es tu patrón. El que te obliga a interpretar con yerro tantas veces. Por eso mismo buscás al similar para sentirte más fuerte y más cuidado. Familia y parentela. Trabajo con sillón. Rezo y espera, siempre espera, espera, espera, espera. Política de búsqueda y deseo de otras cosas que-no-existen-ahí. Y no valés nada, al fin y al cabo. Fijate cómo te vas difuminando mientras corrés cargando desgracia a la deriva. Variables que transmutan o que engañan o que no estamos capacitados para comprender.
Cuánto habrá de nosotros en nosotros. Cuánto habrá de mí en mí. Cuán del universo, del ambiente, de mi profesión. Cuán de mi oficio, de  mi familia, de mis dioses, de lo que me gusta o emociona, o me da asco. Qué, de lo que no conozco. De lo que no conoceré.
Cuánto queda de mí en mí después del vaciamiento y la resaca. De la soledad que tanto miedo da.
No me sé. Puedo afirmar que no nos sabemos?. ¿Qué es lo que sabemos?, ¿tu realidad, es la misma realidad que la de quién o quienes?. ¿Queremos convertirnos en oración, en eficacia, en consorte, en dinero, en política, en el gato cursi, en nuestra propia importancia descajetada? o queremos llegar al fondo del derrame, tocar lo que no se hunde, poder decir "de aquí para abajo ya no hay más ¡por fin!"?
Sospecho que hay algo de temor ante la pérdida de la esperanza de lograr algunas metas.
La realidad. Sugiero una huelga al pensamiento, para ver si realmente existe.


MabelBE

lunes, 30 de mayo de 2016

Los pensamientos aplauden

No se supo comprender
que electrones encerrados en cristales diferentes
comunicados entre sí y zambullidos
en un poder que es el nuevo poder
elevan la luz del otro
a un punto seguro del propio corazón
a pesar de parientes que odian y en ruinas.

La tristeza cede espacio
a ignorancias feroces
que gobiernan valores impredecibles
y una entiende que otra vez no.

Otra vez no se supo comprender
que los pensamientos tocan
- no, la guitarra no
- tampoco pinturas o grafitos, o cuerpos

ese sitio que hay que rescatar.

No se supo
que hay que salvar sentimientos
porque no hay un orden preestablecido
en el cielo
donde los pensamientos aplauden y deciden.

Mas, entre tanto no saber
sobre el fin de noches cálidas
y estrellas que no se borran, una aprende
que los abismos son un invento
y que puede contar sin susto agujeros negros.

Entonces ya está.



MabelBE

domingo, 15 de mayo de 2016

La idea es bastante clara: un hombre decente puede esconder un monstruo en su interior

¿Qué sucede con ese monstruo interior en nuestros tiempos líquidos o tiempos oscuros, cuando a menudo nos negamos a conceder la existencia del Otro o a verlo o escucharlo en lugar de ofrecerle una ideología caníbal?. Tendemos a sustituir una situación existencial franca o cara a cara por un sistema clasificatorio generalizado que consume las vidas y las personalidades humanas como datos empíricos y evidencias o como meras estadísticas. / Leonidas Donskis. De los demonios a las personas terriblemente normales y cuerdas. Ceguera moral : la pérdida de sensibilidad en la modernidad líquida.

martes, 26 de abril de 2016

Estatismo


Podríamos decir que un alma con soledad estática es aquella que no le cambia la macetita a la planta porque no le conviene que crezca más y supone que así se maneja la vida?
Alma errática, de control, suavemente feroz.
Resultado: muerte del vegetal. Ahora, a sacarse la tristeza molesta con otro pasatiempo. Que por suerte tenemos unos cuantos.
Podríamos decir que con unos cuantos pasatiempos el alma mantiene la soledad estática controlada? Podríamos, porque en este caso la muerte no es evidente como la de la plantita.
Se vislumbraría una cierta aridez en todo lo que envuelve, pero nada más. Algo fácil de confundir con amargura por un capricho de ausencia, cansancio por el compromiso diario, el tránsito de sufrimientos, falta de tiempo. Todas boludeces, atajos para caminos inexistentes que forman huella en lo superficial. Por respeto a la verdad, no se nombra al dolor. Se yace en la superficie.
Podríamos decir "señoras  y señores, aquí, un alma muerta" con seguridad? Probablemente no. No hay que caer en certezas fácilmente criticables.
He aquí la circunscripción de lo invisible, de esos lugares a los que nunca se termina de llegar. Alma de control, sin control. Alma nunca liberada.
Como si la principal misión fuera aprender a esquivar bien, luchamos por el Doctorado en Derroches Inútiles.
Redundante al cuadrado.
Una gran oficina con diseño despojado y en la puerta de entrada el cartel plateado de gerente. Como esparcimiento sin prisa ni pausa: egoísmo, sexo al vacío, comodidades. 
O el prestigio intelectual. Una oficinita atiborrada de libros adentro de la misma casa y en las paredes el serio reconocimiento de los pares, de los fans, de los que... también. El sexo mas o menos igual. Las comodidades a escondidas. Un poco más de hipocresía compensa al tantito menos de egoísmo.
Con el tiempo, unas cuantas plantas asfixiadas, y la vejez. Y la falta de felicidad. Y la muerte.
No se maneja la vida. Podríamos decir que la muerte sirve de algo?
Alma errática, sin control, llena de atajos para caminos inexistentes. Suavemente feroz. Sálvese quien pueda.



MabelBE

domingo, 24 de abril de 2016

En los ojos

Casi una piel que suaviza, esos pliegues nacarados reflejados en los labios saben ser el alegato del bálsamo de la brisa, del pandeterminismo que se extiende en madrugada. Cómo no concebirse en la análoga ilusión del germen enrarecido que acepta ser parte hueca del rincón más desarmado, si en la misma clausura que vuelve a mostrar nobleza en el alma del espejo, se expele el desperdicio que pone precio al amor.
En ocasiones me engaño con ese tiempo sin gloria que me vuelve pena absurda prendida entre los ojos, ahí fracturo mi aspecto y soy muy débil canción. Otras veces dejo que el cielo invente imaginarios patíbulos, y una anestesia sin prisa es el aroma de afuera que me transporta al silencio. Pero son mis principios los que explotan libertad cuando improviso finales. Así vuelvo a ser en la herida, obra de milagros radiantes de poesía: otra vez, por fin, colores. Y corro a ese soplo de armonía asimilada donde el presente es eterno, advierto el retrato enmarcado cuya hermética emoción sella el alma sin candados, luciérnagas encantadas hacen el testimonio de mi más fuerte respeto cuando me veo a mí misma saliendo de la penumbra. Así soy, en la piel que suaviza, casi pliegues nacarados, espejo inverso del pasado.

MabelBE

martes, 5 de abril de 2016

Cuchillazos

y mientras tanto, apresada en la redundancia del cemento con forma de laberinto donde se realizan varias sepulturas a la vez, gente con sombreros y paraguas de colores oscuros, veo a esos niños y jóvenes y hombres que espían para robar a los dolientes... y qué hago yo ahí, con ese cuchillo, entre los corredores grises, mirando para los costados y para atrás, cuidándome de las arañas, de las ratas, de esos muertos vivos -bestias con ropa, ojos turbios, nada importa- que esperan el momento con la carroña escondida en sus manos veloces, como sus pies veloces cuando escapan y se esconden

y mientras tanto, sigo ahí, entre la desesperación de la desesperanza, donde nada bueno se espera, el lugar sin futuro, este cementerio, niños sin horizonte a los que me animaría a matar si me obligan, jóvenes sin nobleza ni proyecto a los que me animaría a matar sin que me obliguen, hombres sin presente a los que mataría sin dudar un instante... qué hago yo, entre los otros, deudos, con la hipocresía colgando de sus tapados, sus autos, sus tumbas, su sistema social, atrapados en sus cabezas, predecesores en la indiferencia y la mentira, y probablemente la astucia, dos grupos de bandoleros, a cuál pertenezco, a cual pertenezco si me siento parte de los dos y me siento ajena a los dos, si sólo quiero seguir escapando, y también matando

y mientras tanto, cuando llego a la salida, una ruta de árboles tristes y ramas colgando por el último viento a punto de caer sobre el pasto seco de la banquina, en qué auto me meto para salir de ahí, de esos entierros desconocidos, con esos moribundos doloridos que se van por un rato para volver al día siguiente y al otro, y al otro, y así, lentamente espaciando las visitas hasta que les toque, hasta que me toque... en qué auto me meto, lo mejor será en el de los cercanos, en alguno de esos de cochería, total, todos están anestesiados por una cosa o por otra, en cual me meto para huir me pregunto otra vez cuando levanto los ojos y veo que están lejos, cómo hicieron para irse tan rápido, que hago ahora con esta llovizna, en este agujero de ladrones grises y de olvido, y de tanta lacra, y con este cuchillo, tan harta y tan aburrida, tal vez tan triste


Deudos / MabelBE

sábado, 2 de abril de 2016

Con el acontecimiento ocurrido

cerca de mi segundo cuerpo interno
tengo una mezcla de río y mar
quieta, que no existe
o que no sirve, que no entiendo lo que es
pero ahí mismo
entre la energía vital que sale de este yo ahogado
está la cura a esa enfermedad
parásito
instalada en el pensar
que se esconde hábilmente
y aparece de repente sin dar respiro
en irritante repetición
.
reconozco que no me conozco
ni a mis frecuencias terminales
.
que me sorprende hasta el susto
verme en lo supuesto como ajeno
y a la vez me preocupa y no me importa
pero me impulsa a correr detrás
de lo que se alimenta de mi alegría
así multiplico y limpio
.
y así, como todos
seré polvareda cósmica
energia
sombra
practicaré un poco de luz
que durante un fuerte instante
me hará entender
antes de regresar por el híbrido del principio




MabelBE / Las batallas finales.

sábado, 26 de marzo de 2016

Trabajo en el tiempo

ampliando el espíritu
hoy me dí cuenta
mi mente
iba por una y otra tangente
y volvía
.
y no me estanqué
no me pesé
no me culpé ni me costó
no me importó
pero cuando volví
maravillada
supe
que estaba siendo
más liviana




MabelBE / Las batallas finales.

jueves, 10 de marzo de 2016

Juego 25


Como el juicio herido que carga recuerdos y confunde al mundo por un tiempo antes de volver a su lugar. Como un universo desgranado en el perdón. Como esas personas que imitan lo que sueñan de sí mismas e improvisan mal. Como un puente nítido, por donde pasa el alma en bruto y la vida en juego.

Juegos / MabelBE       

Para ir

Partículas

Todo el mundo está demasiado lleno de partículas. Tiene demasiadas piezas. Y debemos encontrar el norte allá donde esté, con la ayuda tan sólo de algunas pistas. Todas están ante nosotros y esperan ser interpretadas. La clave consiste en no dejarse asustar por la enorme desproporción entre lo que tenemos y la conciencia del infinito. / Jordi Nadal. Todo tan cerca.

martes, 8 de marzo de 2016

La pesadilla

Tengo encarcelada el alma afuera de una jaula, a la que a la vez quiero entrar. Qué impotencia. Despierto en medio de unpesadilla a punto de parirme. Ya no hay supersticiones que rigen el espanto. Deforme y entre palabras raras despierto. Por fin. Ya no hay abortos en el sueño de los talentos, por atrás mio algo ha construido vida, como si fueran alas. En el lugar de los barrotes, corazones borravinos pasean amigables, me saludan con la mano, bailotean sobre cenizas de un fénix. Gritan. No escucho pero no importa: otra vez soy fuerte. Me abrazo. Mando la orden de alivio y vuelvo a dormirme. Con una sonrisa y flores en la mirada. 


MabelBE

lunes, 22 de febrero de 2016

La cuenta

Dinero

Estamos yendo hacia un día en que se expropiarán los bienes a los poderosos, a los mas o menos poderosos, y a una gran cantidad de burgueses. Se sacarán cuentas y se pagarán múltiples acciones para que todos tengan la misma cantidad de tierra, una casa cómoda y calor en el invierno. Con el resto se generará trabajo para los que no lo tengan. Todos serán distintos dentro de entornos de equidad. La articulación fluirá y crecerá bien.
Se sabe que ya comenzó. Se ha repetido demasiado una misma situación. Gente criticando a algún luchador social por el auto que lo lleva y trae, su casa y comodidades. Gente denunciando, envidiando, encarcelando en forma ilegal. De ambos lados corriendo tras el dinero.
- Y por qué no puede tener una casa con pileta?
- Porque era pobre. Robó, seguramente.
- Y un rico sí puede?
- Los ricos pueden, porque al dinero y al poder lo tienen desde antes.
- Desde antes de qué?
- De ellos.
- Y cuándo empezó, cada rico, a tener dinero?
- Eso no lo sé, tampoco me importa.
- A mí si.
- Por qué?
- Porque en breve estaremos evolucionando.

MabelBE

· seguir por mail ·