.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

sábado, 22 de noviembre de 2008

Fluctuante


En la ambigüedad cielo y tierra comparten color.
Un violeta aclarado borra sonrisas con sólo mirarlo.
No azul. No verde. No colorado en las flores.
Pero sangra un manto al cubrir esos terrores
que buscan anochecer esperas
y más de un árbol permanece de pie
dándose vida entre la vibración del viento.
El pensamiento es un mar que refresca el tiempo.
Hace un frío casi mustio. Desequilibrado violeta.
Violeta vano, o diluido en indiferencia
ante algo tan desconocido como propio.
Un violeta que provoca la duración de la nada.
Tal vez aguado, sucio, opaco. No lila.
En la ambigüedad de este descolor
duele el roce del viento, que sigue vibrando.
.
Escribo antes de que amanezca, pensando en cómo haré para caminar el día, en la ropa que nunca plancharé, en los pisos, en el tiempo gastado en lavar platos, en los trámites, en las compras aburridas, en eso tan ambiguo de mi día a día que no se sabe adónde duele pero que no se puede negar por la intensidad que alcanza, y me acuesto al fin, porque lo que menos quiero es que la cosa empeore y porque sé, en esta noche que comienza a finalizar, que con esta forma de estar despierta no voy a ningún lado.
.
MabelBE

miércoles, 19 de noviembre de 2008

Embriaguez

Las personas embriagadas por la jactancia de su juventud suelen sentir rechazo hacia la gente anciana. Los hombres embriagados por el orgullo de la salud sienten aversión por la gente enferma. Y los seres humanos, embriagados por el orgullo de estar vivos, aborrecen la muerte. Pero al apartar la mirada de la vejez, la enfermedad y la muerte, que son parte de la realidad, estamos negando nuestro propio futuro y nuestro destino inevitable. / Develando los misterios del nacimiento y la muerte. Daisaku Ikeda.

miércoles, 12 de noviembre de 2008

Un hasta pronto


·
observadora de la otredad
entre las alturas del alma y del motivo
el recuerdo es trampa descubierta
.
uno de esos vuelos sin consecuencias

la única mentira es la verdad

todo lo demás: revuelto de místicas anécdotas
es decir, nada hay mas grande
nada tan grave
.
no sé bien cómo expresarlo
pero estoy en pausa


no hay garantías

no hay dulce sin amargo

un vuelo que es el mío va atrás
hacia abajo y hacia atrás
hacia mí

sin verdad pero con lo interminable del detalle
hipnótico
cotidiano
pesando entre las alas
y en las más íntimas intenciones
donde vive mi luz
y ese perfume a adios
que es en realidad un constante hasta pronto
.
·
..

MabelBE

· seguir por mail ·