.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

jueves, 19 de julio de 2007

Ángel 04


Los que miran dicen cosas como -Demasiadas palabras, señoras y señores: los pies en la tierra, la mente adelante!
Con el daño ya hecho (desde hace tiempo vienen expirándose en su propia pureza), los que sienten preguntan: -¿Cómo explican los que dictaminan el final de una utopía, un corte brusco en la cura del karma, la longevidad de un sentimiento?
.
Los celos y las voces me rodean, como lluvias ácidas, durante un tiempo demasiado largo, transmutándose por momentos en acordes de hierbas claras peligrando resecarse. Hasta que un día amanecido oscuro (o así me pareció) florece un pimpollo del pozo hondo, que me recuerda a la luna, coquetamente cursi en la lámina del estanque. Explosión de sutilezas.
.
Todo este halo definitivo es lo que perdura, aquí, donde casi ninguna cosa ha cambiado desde entonces. Sólo una flor que crece lentamente, acercada hasta mis ojos, -porque hay que dejar de mirar el dolor, repiten dulcemente los que saben.
.
.
Los grises apenas sirven de transición.
Al dolor no le gusta ser acariciado.
La sutileza es sólo para elegidos.
.
.
MabelBe
Diálogos en la cornisa con un ángel

jueves, 12 de julio de 2007

Así es

¿Viste que al final somos momentos? susurra.
Para constatar el grado de cursilería le pregunto si somos muchos momentos adentro de un gran momento
o todos deshilvanados.
Que pare con las boludeces, me dice.

MabelBE

lunes, 9 de julio de 2007

Lo que sabemos

Sabemos, como una cuerda de guitarra tirada en el olvido, sonreír extrañando cierto tipo de abrazo musical. Y en él, extrañar a todos los abrazos.
Sabemos encontrarnos lejos de todo, y a la vez sufrir sobre la nada expresada por oscuridades ajenas que, de tan cercanas, ensucian. En un colmo de martirio, hay veces en que -sin pensarlo- automáticamente nos las apropiamos.
Pero es en las noches de luna que sale -mientras la esperamos para ilusionarnos con esas, tantas sugestiones que el ramaje de árboles dormidos nos sombrea en la cara- cuando mejor sabemos, cada uno y cada cual, de nuestras propias mentiras y hacia donde ir por esa felicidad que el corazón busca.
.

MBellante

domingo, 8 de julio de 2007

Literatura

La literatura contribuye a promover la vitalidad democrática del discurso político. El poder, cuando es hostil a las exigencias de la imaginación literaria y a los matices del lenguaje, vulnera los fundamentos de la cultura democrática. Nada queda de ésta donde la concepción y la práctica del lenguaje están reñidas con la libertad interpretativa de los conceptos. Allí donde el poder desatiende todo otro mandato que no sea el de su propia voracidad, el lenguaje se petrifica, se congela en la intolerancia hacia la realidad que lo desmiente. / Carlos Fuentes. Entrevista: Santiago Kovadloff, extracto.

· seguir por mail ·