.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

sábado, 28 de febrero de 2015

Juego 21

La única posibilidad de victoria hubiese sido lamer el derecho al lavado cerebral, juzgando sus sabores de uno en uno y sonreír, como se sonríe a un perro
a unas fotos sugerentes
a las palabras-fardo
a las palabras-muestra
o a los paquetes de ofertas de palabras, de aparición repentina, con final aún más rápido.
.
Los reinos se cristalizan en paisajes estremecedores, desde la razón hasta el límite, y los significados, amparados en las luces misteriosas de la noche, son formaciones musgosas que flotan derramadas en el cielo de todos.
Cada estado de ánimo da paso a la configuración de un rasgo y a la certeza de las cosas hechas. Qué simple todo. El trueno y las dos sillas de años atrás. Una pintura a tiempo.
.
La vida
sin el agregado de sembradas dimensiones trágicas, superficiales, tensas, dolorosas
debe
ser
irresistible.


Juegos / MabelBE    

miércoles, 25 de febrero de 2015

Magnitud magnificada

Creer que la clandestinidad suma pasión viene de una estética ligera que impide miradas seguras. Heme en este sinsentido, una hache, un hueco sin final, para el olvido.
Como el bencejo que no para de juntar, no cesar de mezquinar ni un poquito cada día entre la propia frustración magnificada. Preguntarme si realmente está vacío ese espíritu, no querer que la piel sostenga su resplandor opaco reflejado en mi pasividad.
También me pregunto, cuando me alejo hacia las estrellas que flotan en mi interior de cielo azul oscuro que no necesita lunas, por qué siempre tengo que volver a este sitio lleno de adornos para el cuerpo y la casa, por qué tengo que seguir la idea de que ya no queda una partícula para terminar con el hambre, si es una ilusión creada por esa extensión devastadora que oculta entre sus pasos el consejo de no insistir.
A veces me fastidia tanta mínima posibilidad y a veces me canso de esperar, pero nunca olvido que el corazón es la sustancia del alma y que el tiempo tiene su propia manera de circular y declinar, de levantar bandera en estos vaivenes a los que no quiero poner un nombre, de ser destiempo y a la vez inevitable reencuentro.

MabelBE

jueves, 12 de febrero de 2015

La dulcinea de Duchamp


-Metafísica estáis.
-Hago striptease.

Ardua pero plausible, la pintura 
cambia la blanca tela en pardo llano 
y en Dulcinea al polvo castellano 
torbellino resuelto en escultura.
Transeúnte de París, en su figura 
-molino de ficciones, inhumano 
rigor y geometría- Eros tirano 
desnuda en cinco chorros su estatura.
Mujer en rotación que se disgrega 
y es surtidor de sesgos y reflejos: 
mientras más se desviste, más se niega.
La mente es una cámara de espejos: 
invisible en el cuadro, Dulcinea 
perdura: fue mujer y ya es idea.
Octavio Paz

· seguir por mail ·