.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

lunes, 30 de mayo de 2016

Sol y verde


Siendo el corazón de un verano varado en medio de la noche del alma desvencijada, estuve unos pocos meses tiesa, escuchando sin oír y hablando sin decir. Habiéndome olvidado de lo de los ángeles, vagué entre los días sin ton ni son. Casi fría me harté del dolor, y me encontré entre esa tarde y las estrellas, transmutando posibilidades y comprensiones casi sin darme cuenta. Cuando lo que me era fundamental pasó a planos ajenos y esos ojos que aparecían en el pensamiento fueron a vagar por otros universos, me vi con una sonrisa linda agitando el pañuelo y esperando que desaparezcan lo antes posible de los míos. Y aquella concepción que propagaba la fragilidad del sentimiento que se inspira y de que inexorablemente la imagen propia pasa a poder del otro desapareció, junto con el esfuerzo que significaba mantenerla. -Okcomprendido. Salgo.


MabelBE

Gemas del cielo

Asleep in my arms

Los pensamientos aplauden

No se supo comprender
que electrones encerrados en cristales diferentes
comunicados entre sí y zambullidos
en un poder que es el nuevo poder
elevan la luz del otro
a un punto seguro del propio corazón
a pesar de parientes que odian y en ruinas.

La tristeza cede espacio
a ignorancias feroces
que gobiernan valores impredecibles
y una entiende que otra vez no.

Otra vez no se supo comprender
que los pensamientos tocan
- no, la guitarra no
- tampoco pinturas o grafitos, o cuerpos

ese sitio que hay que rescatar.

No se supo
que hay que salvar sentimientos
porque no hay un orden preestablecido
en el cielo
donde los pensamientos aplauden y deciden.

Mas, entre tanto no saber
sobre el fin de noches cálidas
y estrellas que no se borran, una aprende
que los abismos son un invento
y puede contar sin susto agujeros negros.

Entonces ya está.


MabelBE

domingo, 15 de mayo de 2016

La idea es bastante clara: un hombre decente puede esconder un monstruo en su interior

¿Qué sucede con ese monstruo interior en nuestros tiempos líquidos o tiempos oscuros, cuando a menudo nos negamos a conceder la existencia del Otro o a verlo o escucharlo en lugar de ofrecerle una ideología caníbal?. Tendemos a sustituir una situación existencial franca o cara a cara por un sistema clasificatorio generalizado que consume las vidas y las personalidades humanas como datos empíricos y evidencias o como meras estadísticas. / Leonidas Donskis. De los demonios a las personas terriblemente normales y cuerdas. Ceguera moral : la pérdida de sensibilidad en la modernidad líquida.

sábado, 7 de mayo de 2016

No nos perdimos de nada


Por más que parezca cualquier otra cosa, sólo estoy midiendo el alcance de mis propios límites, la forma del poder, esa capacidad de regeneración y de acción sobre la que tanto había escuchado, y comparo. Y cuando digo "venganza", no hablo de un estilo para herir, sino que busco resarcir de tantos ahogos vaciados a mi alma asustada por los hechos, con el círculo refrescante, campana de un olvido a todo. El hombre de la mañana me deja hacer y espera.
Y es este mismo círculo el que me permite sopesar alcances, miserias, reconstrucciones y fortalezas, disminuidos niveles de autoestima, agujeros defensivos de mis partes tristes a la deriva, el maldito inconocimiento. 
A la vez, me regala un rato donde la situación se me antoja, y también camina en mis caprichos, el hombre.
Se me multiplican los sentidos. Las piezas vuelven a ocupar los espacios que corresponden a los ojos que miran con una misma forma de mirada. Todo extraño por nuevo, y por momentos no lo puedo creer. Más extraño cuando la fuerza de la suavidad borra esa dureza que durante años venía cargando el aire.
-No nos perdimos de nada, Mabel, ni siquiera de los límites, ni siquiera de la venganza, me sonríe el hombre que transporta la mañana, con un ramo de flores coloridas en la mano.


MabelBe

· seguir por mail ·