.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

sábado, 18 de febrero de 2017

Cosas variadas

En esa gente de río que es como un nene inocente, de picardía inocente, en que el río no es el mar, en cómo harta la vergüenza,
.
en que vamos para el lado del bien por la imagen de eterno bien de un ser invisible que observa todo y no lo conozco pero le obedezco demasiado, y qué es el bien,
.
en que si impulsáramos a la tristeza para que salga por los ojos -como un torrente aceitoso de afectividad mal ubicada- y una vez que termine verificáramos que sea para siempre el olvido de esta mirada agrandada, de este dolor profundo, de los gestos azules y estúpidos, de semejante destierro, de semejante desgracia, de esta mierda de tristeza, muérdago y estrago, todo junto,
.
en remolinos de ideas para pisar los lugares de mis sueños principales,
.
en que quisiera cansarme de este desgarro, en el mar, en que me cuesta aprender cómo suceden los fastidios, otra vez en el mar
.
en que por qué no aparece la fuerza de esta lucha primaria en alguna parte del cuerpo, así puedo decidir dónde me ubico (en el bien o en el mal que hay en el bien) y dónde, en cada batalla de este caos de contínuas guerras humanas,
.
en cómo puede ser que de pronto el día se ponga así, fresco, cómodo, hermoso, 
.
en que por ahí nos gobierna un pato sturgeoneano, en que voy descubriendo mis boicots,
.
en que no sé si pedir perdón o no, basta de espejos y conejos turbios, en cómo decir cualquier cosa,
.
en las sociedades de los universos mágicos y modestos y en los límites y razas, y en el sufrimiento, y me proyecto y desproyecto de todo lo que pasa por mí, por aquí, y sin recomponerme saludo.



MabelBE

lunes, 6 de febrero de 2017

Esta tarde

















.
Un inicio de primavera adentro de un verano.
Puedo sentir un jardín afuera
en vez de las sierras de cemento
y sentir que no hay situación de realidad
porque el amor lo puebla todo.
Y sentir que hay que seguir
y seguir sin perderse en el olvido
que querrá reemplazar al propio techo.
Qué preciosura sentir
alguna colorida victoria
del fin suave de un otoño
que simpatiza con los demonios claros
en escrituras de alma guiada.
Hay rayos que abrazan
y sentir que son tan imperceptibles
como la manera de nutrir que más extraño.
Todo el resto es este perfume que refresca
para poder abrigar al sentir del tiempo
que nace en las ventanas
esta tarde.


MabelBE

viernes, 30 de diciembre de 2016

Pacto

El sol turba en la ventana, bajo el agua se intuyen rayos somnolientos pactando con heridas, con miedo a vivir inmóviles. Especulando con la muerte, en una mano se agigantan los surcos, la otra sostiene esos surcos y a la ilusión de que vengan lluvias a aumentar comienzos para que no suceda el signo resignado. Quedan pocas almas espontáneas. Seamos el significante del sentimiento sin prohibir palabras, hasta quedarnos sin ojos, y acompañemos los restos transformados en noche hasta la próxima mañana, como los restos de magia que quedan en la costa. El amor no vive en paridad con el instinto, como suponían mis deseos, es una manifestación de alta calidad que todo lo altera. La ventana está distinta, y yo, aunque sigo sin saber de qué se trata, ya no permanezco indiferente a estos alrededores de su gesto. Firmo el pacto, el pacto borroso, otra vez, con la misma intensidad de aquel primer día, hace tanto tiempo.

MabelBE

Aquel 89 /1

Al hombre del fondo triste, a su poeta escondido tras tantos papeles, no escribo.
Porque está tan blando, tiene tanta lluvia, que no sé bien que decirle. Su vida tiene hoy la cara de un asesino. Y la vida tiende a la vida
en su vacío loco de piel.
-Hijo, ven rápido, que mis rosas están por morir, sueña Vinicius que alguien le diga.
.

MabelBE / Las cosas de la piel

martes, 6 de diciembre de 2016

Caverna azul


Esta escolta de lunas y lloviznas
dibuja espacios, como ramas que bucean
en la oquedad azarosa de lo ausente.
Mi mirada se expande y te enraiza
adentro nuestro o afuera de un abrazo
que roza frutos del árbol sumergido.
Tus nociones regresan a encarnarse
en una sombra común que no comparte
burbujas ni brotes ni temores.
Caverna única. Azul. Que gesta grutas
y se vuelve sustancia transmigrada
por vaivenes intensos de palabras.
Este clima de niños en su juego
es un cielo viscoso sin peligros
que carece a la vez de piel y venas
en la oquedad azarosa de lo ausente.
.
.
MabelBe

· seguir por mail ·