.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

domingo, 20 de mayo de 2012

Un espacio cierto

Que el karma sea el reflejo de las propias acciones y elecciones, una venganza del universo y casi no creer en esta posibilidad, porque sí sin nada más, o por leyes que desconocemos, todas o ninguna, entre la desaparición de la certeza, es un dato.

MabelBE

domingo, 13 de mayo de 2012

Juego 34

los reclamos desgastan
.al poco tiempo
.el vuelo es una mancha gris
[-no sé si entendés
que todo está lleno
de abstracciones]
hasta que un día la vida
se te tiñe de fauvismo
y buscando la autonomía
de la forma de tus conceptos
respecto de la realidad exterior
metamorfoseás en fiera colorida
.sin darte cuenta
.claro
.si no te hubieran golpeado
tanto la fragilidad
hoy sería otro
.hoy
.tenés que crecer
aunque no lo consigas
.la única constante
es el patrón del juego
.se gana
porque no se pierde
[-yo sería felíz si entendieras 
aunque vivo triste desde que lo supe]
.desde que lo supe busco reparar puentes
flotantes
entre escaleras con subidas
interminables
y pasadizos selváticos
desde este piso
base absolutamente colorida
que
sin pedir nada a cambio
me sostiene


Juegos / MabelBE

Juego 18 · Puntos suspensivos

La comunicación es un juego de estrategia [dentro del azar total], donde todas las opciones pueden resultar maravillosas. Así dice su típica actitud redundante.
Transmito lo de siempre y como siempre, sin enviar pistas de alternativas, porque quiero ser el sahumerio de esa feliz soledad donde sólo lo cómodo libera. Qué imbecil. 
Un aspirante a nada vaga en la entrepierna de lo antiguo, un tomador de mate y un masticador de caramelos de menta intentan situaciones desmadradas sin lograr un mínimo de aprendizaje. Pero qué imbéciles. 
Alguien tendrá que explicarme algún día la paradoja de jugar estratégicamente en estado de total incomunicación, y creer que así es la vida.

Juegos / MabelBE                                                  ·aspirantes a nada 

lunes, 7 de mayo de 2012

Ebelina 11


No puedo presentir en días sin ahogo.
Así que, mientras espío agujeros con alegría casi tonta,
un infierno avanza hacia mi puerta.
Es como un estrago, como una nodriza arrebatadora de niñez
o compresora de utópicas vigilias.
¡Canción del alba y malvada!, una sugestión sucia
construyendo adeptos, Losquenuncafaltan a la deriva y
Cualquiera, buscando suicidarse en un vehículo de media
distancia, imita
a todos los cantantes que aparecen en el equipo de música
y asegura nunca haber visto al Linyera
aunque su perro casi mudo le está gruñendo.
La visión de una cama sin manchas donde acostar a mis nietos
me acorrala.
Ebelina se impacienta por ofrecerme un jardín, me recalca que el Fénix siempre regresa en estilo de flor.

.
® Mabel Bellante, 1995

· seguir por mail ·