.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

jueves, 30 de mayo de 2013

La reina de los bichos bolita

"...y así fue cómo la mujer aguantó y aguantó con indiferencia al hombre hasta cuando decía sus verdades hirientes con una apatía poco común... hasta que él se quedó con ella!" Riiing. 
Uno de los alumnos pregunta si termina así o es una joda. Lili se va a la sala de maestros a prepararse un café sin contestar, mientras otra alumna, casi pícara, le grita: ¡No aparece la parte de "fueron felices y comieron perdices", viste seño!. Después seguimos, contesta. En el aula dos o tres especulan acerca de los personajes de la historia, que él es un flor de hijo de puta, o un flor de pobre tipo, que la mina es una idiota total. El resto está hablando de pilchas o del finde, o yendo a comprar algo a cooperadora.
En la sala de maestros, la de tareas pasivas, sentada con una curvatura considerable que la hace asemejar a un bicho bolita, compenetrada en una de esas páginas de búsqueda de parejas, anota datos en una libretita a medida que pasan las fotos de los candidatos, sin inmutarse por presencia alguna a su alrededor. Lili entra, no saluda, piensa que la de  pasivas vive en el mundo del fracaso, pero no tiene ganas de razonar soledades ni finales de cuentos que nunca sintió ni entendió. Ella, que ha sido una niña voluntariosa, una joven trabajadora, y hoy en día es una mujer voluntariosa y trabajadora aunque bastante cansada, sabe que en el trabajo no hace falta la interacción... es mas, que ni en el amor hace falta la interacción, que hoy día está tan  contaminado como el aire y el agua.
Hace tiempo adaptó su ego a las cuestiones sentimentales, aprendió a verlo como labor: te acostumbrás a estar alerta, un esfuerzo mas o menos constante, lográs una mínima seguridad, y a otra cosa. 
Al final, la de tareas pasivas tiene una nube que le cubre la salita del alma, piensa Lili con el vocabulario de los cuentos de hadas. Al final todo es una mierda. No voy a permitir que estos pibes traigan para leer lo que se les ocurra, están en cualquiera. Encima irónicos... Por suerte mañana cobramos y por suerte tengo otra hora libre. Relajo y me voy al patio. 
Da la vuelta y, obediente a sus pensamientos, se dirige al patio. Su espalda parece encorvarse demasiado rápido. Un poco más lejos, y sería fácil confundirla con un bicho bolita recién nacido y blanco que lleva una taza de café humeante en la mano.

MabelBE

Descolor

Calles con alambres, adomecidas. Los perros tienen pelaje descolorido.
Al fin. Bar/panadería, una chica gritona limpia el mostrador, coloca bandejitas con masas en la vidriera, prepara un te golpeando las tazas hasta que se le caen al piso, y dice -uh!
El televisor gris, las sillas marrones de pana, de tela, de plástico. Ahora la chica gritona sirve en la panadería con una semi sonrisa, mordiéndose el labio inferior apenas. Será que le gusta el muchacho al que despacha?
De ser así, no pierde el sentido comercial: -puedo ponerte un poquito más y redondeamos los 3,40? así, son 2,56... Y después se pone a acomodar los billetes y las monedas, agachadísima hacia la caja registradora, los brazos pegados al pecho. Cuenta la plata ovillándose.
No para de hacer cosas.
Ahí llega la socia. Supongo que lo es porque se pone a trabajar inmediatamente, prende algunas luces, se fija el pan que quedó sin vender, repasa las órdenes sin hacer y comienza a preparar un sandwich, también se le caen pocillos. Mantiene un poco agachada la cabeza y mira a los clientes del bar a los ojos desde su gesto inclinado.
Ya me voy.
Pregunto a la socia por el baño. Antes de la escalera que baja, hay que pasar por una pileta donde la chica gritona está lavando un repasador. Me dice que el baño está abajo, primera puerta a la derecha. -No te pierdas, eh? y no sé si es porque en el baño de varones está el hombre que hace segundos bajó, o por hablar algo.
Nuevamente aterida. Pienso en los perros demacrados de afuera, en su esencia, resignación, persistencia, ternura.
Abro la puerta amarilla de chapa, hay un desodorante de ambientes y unos lockers con puertas entreabiertas y rotas. Otra puerta de chapa y está el inodoro, papel higiénico, una ducha, en la pared un papel con la leyenda NO TIRE PAPEL AL INODORO PORQUE SE TAPA ("tapa" con doble subrayado), y un cesto lleno de papel sucio que alguna de las dos limpiará, después de hacer un tostado o servir un café, tirar pocillos y platos, lavar el repasador, sonreír vendiendo pan, destapar gaseosas, contar plata.




·por ahí continúa·
MabelBE

miércoles, 29 de mayo de 2013

Empedrados


Cada tarde en el espejo 
en la estación del sueño fino
empedrados que son mar, cisne y un pino
como un baile ya sin resto 
rasgan en la computadora prestada
un espacio posmoderno /labios negros 
reclamando por un supuesto reintegro
para el sol de la blusa anaranjada
que existe donde el alma cambia el rumbo 
y cualquier crueldad así me hiere
y a la vez no saber cómo rendirme
sin dejar de temblar cortes profundos
pero nunca morir, esperar a que venga la calma
anunciando que está refrescando
tus ventajas, tu moderación
tus agotadas esquinas con rocío
vos y tus brillos de sueños finos
con empedrados y cisnes, mar y pinos
tanto tiempo incompleta, mi espalda
destrozados mis reflejos desteñidos
y mil soles irradiándome el vestido
con una tonalidad que asombra
cuando otra es la mirada que renombra
en el espacio que despierta fresco
en tus ojos cuando acompañan mis ojos.
.
MabelBE

martes, 21 de mayo de 2013

Sol adentro, y los jazmines

siempre sirve de algo estar despiertos
sobre el alba desnuda de la almohada
destacando la estrella más guardada
que descansa al final de los desiertos
mágicamente es que retoma el cielo
ese estilo liberal de hacer el bien
genio espejado: no preguntar ¿qué? ¿quién?
y en la mano siempre abierta, un caramelo
así se agrega a los ojos la infancia
van los pies juntos, aventura y viaje
alados pies sedientos de paisaje
hacen que todo vibre de abundancia
fetichismo, luz de comunicación
savia expansiva de una dulce historia
qué fiel ronda la vida sus memorias
una sonrisa en el último renglón
pero al brote también sirve de mucho
descansar en el tiempo del descanso
dejarse llevar por un río manso
cuyas gotas son el eco de `no lucho´
permanecer sentados la ladera
de la montaña azul, luz que silencia
desparpajo, que en los ojos es cadencia
y, entre el latir, el ave y la pradera
respiran sueños de una noche trunca
¿que tipo de música eterna
será la que destine y que nos una
en el centro de un día, cualquier día
conmovido y cotidiano, o desangrado
el concepto de poesía sempiterna
decretando un tibio sol
sin marcapasos
alentando a un sol florido
con aroma a jazmines, margaritas
cuando el influjo azul de un meridiano
provoque una mañana en la caverna?



MONÓLOGO/MabelBE

sábado, 18 de mayo de 2013

Mañana



me gusta cuando la gente juega

es otro recuerdo vivo
como el olor que sale del horno
al ser prendido
en un atardecer de invierno

impresiona sentir comodidad
con gente que sueña cerca

me veo en una cocina con las manos heladas
prendiendo el horno
y alguien que me cuenta un sueño
entre el aroma del frio que se va

escucho como niña
contesto como lo que se necesite
me siento con las piernas cruzadas
y un brazo tras el respaldo
sosteniendo ese equilibrio
libre como si tuviera veinticinco
estoy en el sueño que me cuenta

me enternece sentir la comodidad
que estoy esperando vivir
olerla en gente que anda al lado mío

soñando
es otro recuerdo vivo
como el de apoyar la cabeza en la almohada
y entender que todo va bien
y entonces el mejor plan
es dormir abrigada por la falta de exigencias


un sueño es un juego

cuando la gente sueña
que bueno
el mañana

MabelBE

martes, 14 de mayo de 2013

Harta de la ajenidad

Dibujando y desdibujando, envuelta en una secuencia de insumos espirituosos que me capta las emociones y las vuelve desconocidas. Poca fortaleza queda después de inaniciones extremas. Con engaños sin perdurar, creí buscar una casa junto al río y una planta que me descanse a la sombra de la contemplación. Indicio de florecimiento y de decadencia, lo conozco bien: explosión de realidad adentro de un sitio mío que no es cuerpo ni psiquis. Ambiente de juego que me desarrolla y me diagnostica y me asume, no es enternecedor este vacío. Tan inexistente como definitivo. Temo que el dibujo cobre vida y también temo a lo que aparezca después. Porque nunca termina ahí. Y en realidad buscaba huir. Ajena y alegre, sólo es otra cosa, siempre.
.
.
MabelBe  
· indiferente cambio de paradigmas / desde lo ajeno ·

miércoles, 8 de mayo de 2013

Comunes

Nadie consigue pronunciar tu nombre. Sólo yo conozco la inflexión perfecta. Fáltales la ternura en que fluye y la dulzura en las consonantes. No saben distinguir el color de la nota musical exacta. Por eso yo respondo cada día inventando un nombre: azul, pájaro, brisa, luz. Palabras comunes que se pueden decir sencillamente aun sin conocerte y sin amarte. / Silvina Ocampo. Cornelia frente al espejo.

· seguir por mail ·