.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

miércoles, 28 de febrero de 2007

Decálogo del artista


° Amarás la belleza, que es la sombra de Dios sobre el Universo.
° No hay arte ateo. Aunque no ames al Creador, lo afirmarás creando a su semejanza.
° No darás la belleza como cebo para los sentidos, sino como el natural alimento del alma.
° No te será pretexto para la lujuria ni para la vanidad, sino ejercicio divino.
° No la buscarás en las ferias ni llevarás tu obra a ellas, porque la Belleza es virgen, y la que está en las ferias no es Ella.
° Subirá de tu corazón a tu canto y te habrá purificado a ti el primero.
° Tu belleza se llamará también misericordia, y consolará el corazón de los hombres.
° Darás tu obra como se da un hijo: restando sangre de tu corazón.
° No te será la belleza opio adormecedor, sino vino generoso que te encienda para la acción, pues si dejas de ser hombre o mujer, dejarás de ser artista.
° De toda creación saldrás con vergüenza, porque fue inferior a tu sueño, e inferior a ese sueño maravilloso de Dios, que es la Naturaleza.


Gabriela Mistral

viernes, 9 de febrero de 2007

Un espacio de humo

Cuando las sensaciones conflictúan, empujar lejos el deseo de no saber más. Otras veces, llevarlo a cabo a la vez es lo único posible, y cobra importancia lo pasajero. Tan peligroso un juego como el otro.

MabelBE

miércoles, 7 de febrero de 2007

Pinturas en movimiento

Imaginantes / David Lynch. El pescador de ideas


El silencio

Cuando los labios duermen, las almas despiertan y empiezan a obrar; porque el silencio es el elemento lleno de sorpresas, de peligros y de felicidad, en el cual las almas se poseen libremente. Hay seres con quienes el más grande de los héroes no se atrevería a callar, y hay almas que, aunque nada tienen que temer, tiemblan de miedo de que ciertas almas las descubran. Nunca se sabe cuál será la calidad del silencio que va a nacer. Si todas las palabras se parecen, todos los silencios difieren, y casi siempre todo un destino depende de la calidad de ese primer silencio que dos almas van a formar. Se efectúan mezclas, no se sabe dónde, porque los depósitos del silencio están situados muy por encima de los depósitos del pensamiento. / El silencio. La inteligencia de las flores. Maurice Maeterlinck.

· seguir por mail ·