.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE ARROJO PROFUNDO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

viernes, 21 de septiembre de 2018

Primavera

Luego de haber cortado todos los brazos que se tendían hacia mí; luego de haber tapiado todas las ventanas y puertas; luego de haber inundado con agua envenenada los fosos; luego de haber edificado mi casa en la roca de un No inaccesible a los halagos y al miedo; luego de haberme cortado la lengua y luego de haberla devorado; luego de haber arrojado puñados de silencio y monosílabos de desprecio a mis amores; luego de haber olvidado mi nombre y el nombre de mi lugar natal y el nombre de mi estirpe; luego de haberme juzgado y haberme sentenciado a perpetua espera y a soledad perpetua, oí contra las piedras de mi calabozo de silogismos la embestida húmeda, tierna, insistente, de la primavera. / Trabajos Forzados. XII. Octavio Paz, 1949.

miércoles, 18 de julio de 2018

Belina 01

No ser un colgante que fustiga cordones de dudoso equilibrio brilloso.
MabelBE

El borde floreado

Cuando soy la evidencia de la necesidad de un lugar donde quedar, grito la sorpresa de sentir como el universo cuando caen los anhelos poéticos [una porquería que mi sombra no esté a la par de lo que cuesta ser sustituido, ser compañía de escapismo no alcanza a pesar de su dulzura entibiando mi soberbia]. Ya en el camino con flores, colores transformados acompañan mis pasos a condición de no cargar penas y se dificulta buscar la salida de posiciones implantadas entre semejante caudal emotivo. Cada vez que borro fronteras, el destino -que tiene guardado mi número en su alma soleada, me llama en rojo [me gustaría creerle a ese gesto atrayente] y al instante de la evaporación sé que es eso exactamente lo que espero. Sueño en efímero. Me esfuerzo por el borde floreado, más todo lo dicho [claro, nuestra ausencia] sobre el protagonismo de historias que se quieren teñir con amor. Y, por lo que sea, no llegan más que a fuerza opaca de un gesto.

MabelBE
serie la boludez

martes, 19 de junio de 2018

Cursi delicia de almendra

Que bailo lo que engendro
en envases de poesía.
Cursi delicia de almendra.
Distancia y complicidad
del "no aprendí a hablarlo"
que perdono
como a un recuerdo profundo
imposible de olvidar.
Que, como los domingos
soy un video lento
de pomelos y naranjas
y jengibres y ortigas 
que aburre
como esos eternos flirts
con el vacío infantil.
Que en el tiempo de un tiempo 
extinguido por la ausencia,
mi tiempo se vuelve yermo
y que en la foto de la tarde
soy un alma que se esfuma,
se hace isla, mar, espuma
sin encontrar un final
siempre en vuelo en espiral.


MAS O MENOS IGUAL
MabelBE

sábado, 3 de febrero de 2018

Algún dia

Crece el alma con presencia de enero
en segundo plano
sobre este acorralamiento de cansancios
y pintura nueva. Soy espacio
escaso de revivir
que a la vez pasa rápido.
O un trámite casi agradable
que vibra en lo hecho más de una vez
y floto, como si mi cabeza fuera
tiempo vertiginoso
que sale a la luz desde 
una querida oscuridad.
Aburrida de extrañar
cargo valijas nuevas
con maravillosas partes de mis muertos
en trabajo de despedida y de parto.
Este enero, que es mucho, terminará
lento como su esencia
algún día
y seguramente inadvertido.
Pasado un tiempo, los recuerdos
se irán, todo
parecerá nada o una película dulce
sobre antes.

MabelBE
Mas o menos igual

Y así


Imaginate acostumbrándote a la indiferencia que congela
momentos tristes de inviernos indefinidos
hechos de navidades en las que nunca quisiste estar
y que el instante en que te das cuenta
vuelve
para regalarte un seguro médico por cada familiar
y que otra vez se va, en sí mismo, olvidando encima tuyo
un vacío nuevo.
Imaginate caminando las lajas rotas del patio de tu vida
entre preguntas
sobre como será un combo simultáneo de comprensión, exculpación y abrazo
o sobre la potencia del no querer
o en qué mierda que todo es tan fugaz.

MabelBE
Mas o menos igual

martes, 2 de enero de 2018

En parte, parte

En la incomodidad inconmensurable de la respiración, el olor
a vacío pisándome, en parte desesperado,
en parte tan lejos que podria hacerme desaparecer, en parte
un hielo
hecho de agua profunda.
Hay que preguntarle a la razón.
Otra punción
y otra vez el olor a pulmón vacío
y a gasa de desamparo,
en parte tan lejos que puede hacerlo desaparecer todo,
en parte hielo
hecho del espejo frío del tiempo que está arriba.
La ley natural es más fuerte que un milagro.
El desamparo en la despedida de los hijos
es la parte profunda del llanto en soledad
o una manera que trae la infancia
desesperanzada
desde tan lejos que podría desaparecer,
que es en parte hielo
del agua de mi corazón, y en parte brasa que no se apaga.
Una manera, otra forma
de no ver más este cielo
inconmensurable, azul, y que respira.
















.
Hay que preguntarle a la tristeza
MabelBE
Mas o menos igual

Keny Arkana

· seguir por mail ·