.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

miércoles, 8 de febrero de 2017

El vestido 2

Tengo el alma partida
y una confusión que envuelve,
con ese tipo de cosa
resbaladiza y mortificadora,
física,
que se escurre en la pena
.......... de este cuadrilátero
.......... y en su energía despiadada
.......... sin límites ni esquinas, odiosa
y en un primer round.
Me muevo por el lugar e investigo mis ojos
entre los sentimientos y sus cuestiones,
vuelvo a la puerta de las reacciones,
me apaleo, y estos brazos
despegados de mi resto, como guantes nostálgicos
ingresan, destilan, se filtran
en la melancolía
de lo que no sirve.
El destino es mentira,
tengo el alma partida
y a un espíritu en alerta que lucha,
rebelde y solo, arrojado.
No es la primera vez. Yo le temo
al alma partida y a la gente
que me parte el alma,
pero más temo la angustia
de los brazos despegados de mi resto y de los restos de mi resto.
Me provoca temor no entender.
Como, cuando, donde, quien, que,
me guarecen.
Mientras ejercito y revivo huesos
cargados de ensueños,
busco en mi mente a la suerte
para actuar o para atacar, según.
Tengo un alma con varias victorias
que se desangra
y una vigilia valiente que se vuelve estéril
.......... .por esa piña de costado que casi me deja nocaut
.......... .agrietada en una soledad absurda
.......... .e implantada.
.......... .Me reanimo, voy y la atrapo, se escapa en lo difuso,
........... es mía otra vez,
........... pierdo este round
........... y me siento un poco cansada
de batallas.
A veces pienso en dejar lo que soy
pero desde que me enteré que el destino no existe,
no sé como hacerlo.
Cuarto round abandonado por desolación.
Me hundo en su aridez,
extraño hamacarme en la normalidad
hasta lo que sea.
Me reanimo, no repetiré errores
así que pido agua,
le acomodo los guantes al alma,
y pinto una pared,
me cambio el vestido,
hago crecer una sonrisa
o levanto otra fila de ladrillos, según.


MabelBe / AKASHIA. Ojos cerrados

lunes, 6 de febrero de 2017

Esta tarde

















.
Un inicio de primavera adentro de un verano.
Puedo sentir un jardín afuera
en vez de las sierras de cemento
y sentir que no hay situación de realidad
porque el amor lo puebla todo.
Y sentir que hay que seguir
y seguir sin perderse en el olvido
que querrá reemplazar al propio techo.
Qué preciosura sentir
alguna colorida victoria
del fin suave de un otoño
que simpatiza con los demonios claros
en escrituras de alma guiada.
Hay rayos que abrazan
y sentir que son tan imperceptibles
como la manera de nutrir que más extraño.
Todo el resto es este perfume que refresca
para poder abrigar al sentir del tiempo
que nace en las ventanas
esta tarde.


MabelBE

· seguir por mail ·