.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

sábado, 21 de abril de 2012

Un espacio Matuschka

Buscar la limpieza en el agua del silencio, escapar a la aposiopesis y a ser la líder de las internas de la cárcel. Buscar inteligencia verdadera en amores y admiraciones que, desde adentro, saquen poderes afuera.

MabelBE

martes, 17 de abril de 2012

Tedio del futuro

Eran dos, y bellos, y deseaban ser otra cosa; el amor se les retrasaba en el tedio del futuro. Y la nostalgia de lo que habría de ser, venía ya siendo hija del amor que no habían disfrutado. Así, al claro de luna de los bosques cercanos, pues a través de ellos se filtraba la luna, se paseaban, de la mano, sin deseos ni esperanzas, a través del desierto propio de los paseos abandonados. Eran completamente niños, pues no lo eran de verdad. De paseo en paseo, siluetas entre árbol y árbol, recorrían sin papel recortado aquel escenario de nadie. Y así desaparecieron por el lado de los estanques, cada vez más juntos y separados, y el ruido de la vaga lluvia que cesa es el de los surtidores de hacia donde iban. Soy el amor que disfrutaron y por eso lo sé oír en la noche en que no duermo, y también sé vivir desgraciado. / Fernando Pessoa. El libro del desasosiego. 

domingo, 8 de abril de 2012

Asalariado

Es notable -cosa que ha escapado hasta ahora a los freudianos- que el joven Marx describa explícitamente al trabajo asalariado mediante conceptos de la patología: 'El trabajo produce espíritu (para la clase dominante), pero origina cretinismo y estupidez para el trabajador'. Como la relación con el producto de su trabajo no es activa, no es una relación de 'apropiación', se convierte en 'un ser física y espiritualmente deshumanizado'. Como su relación con la naturaleza y con el hombre no es una actividad libre y consciente, se pierde en sí mismo y sus instintos devienen instintos animales. 'Por eso el trabajador sólo se siente en sí fuera del trabajo, y en el trabajo fuera de sí. Está en lo suyo cuando no trabaja y cuando trabaja no está en lo suyo... De eso resulta que el hombre (el trabajador) sólo se siente libre en sus funciones animales, en el comer, beber, engendrar, y todo lo más en aquello que toca a la habitación y al atavío, y en cambio en sus funciones humanas se siente como animal. Lo animal se convierte en lo humano y lo humano en lo animal'. La base social del 'animal humano neurótico', 'rechazado' por el mismo Freud, es, por tanto, el 'animal de trabajo' enajenado de sí mismo. Marx: 'La vida se convierte para el obrero en medio de trabajo. En el trabajo mismo el trabajador no es nunca trabajador, solamente animal de trabajo. / Neurosis y lucha de clases. Michael Schneider.

lunes, 2 de abril de 2012

Un espacio que vira

Preguntarse que es lo que se pone a prueba durante la acción [ese momento en que la energía comienza a virar] de estar al lado de alguien por la comodidad del uno mismo. Desde la necesidad de espacio como etapa permanente, dejar de sucumbir esencia y seguir a la ambición que no se arrastra, que es como ave.

MabelBE

· seguir por mail ·