.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

jueves, 20 de mayo de 2010

Las coincidencias

Conmovida por la vida consecuente,
sin poder aplacar las coincidencias,
tiro el traje que me ahogaba los ojos
con llantos sin prisa propios del atardecer.
Ya  no soy sombra llevada
que deshiela los desvíos a la nada
y se ufana en conocer
el vaivén de las cornisas asfixiantes.
Después de dividirme en mil planteos
he logrado ver lo ido y desangrado
desde la poca consistencia de un suspiro.

Hay que huir de ese espectro de amaranto
que se instala "-por un rato, nada mas"
y se apropia de los gestos más serenos.
Hay que olvidar a los nombres pasajeros.
Hay que borrar los recelos del espejo.

En la noche recostada de fronteras,
cobijada por plurales, me pregunto
si existen los amores que se esconden en la espalda
o los recuerdos que imprimen ese azul de madrugada.


MabelBE

2 comentarios:

  1. Me gustan las aliteraciones con "con" en la primera estrofa!

    ResponderEliminar
  2. hay que huir de los espectros de amaranto...
    dónde puedo leerte estebangovea?

    ResponderEliminar

· seguir por mail ·