.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

miércoles, 27 de mayo de 2009

En el último renglón

Siempre sirve de algo estar despiertos
sobre el alba desnuda de la almohada,
destacando la estrella más guardada
que descansa al final de los desiertos.
.

Mágicamente es que retoma el cielo
esa condición sensual al ser vaivén
de un sol espejado; no preguntar ¿a quién?
y en la mano siempre abierta, un caramelo.
Así se agrega a los ojos la infancia.
Va el amor junto: aventura y viaje.
Alados pies sedientos de paisaje
siendo la savia de una dulce historia
y qué fiel ronda la vida en la memoria
con su sonrisa en el último renglón.





MabelBe

2 comentarios:

  1. Hola Mabel
    He llegado por casualidad a tu blog y me he quedado embobada con el poema y la fotografía que lo ilustra.

    ResponderEliminar
  2. Sentite cómoda, eso me gustaría.

    ResponderEliminar

· seguir por mail ·