.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

viernes, 10 de marzo de 2017

Tanta daga

Vos sabés que a veces me pongo a pensar en histerias, fobias, pánicos, esas porquerías, y me digo que soy un cartel mal puesto en la calle, una actriz que tapa los destellos felices malactuando dos o tres destinos a la vez. Soy una desterrada, llena de regalos griegos.
Pero no soy la única, me parece. Miradas casi decrépitas en las fotos, salvo la del abrazo familiar, ruegos constantes por recuperar la infancia.
Tanta arruga en tan poco tiempo, preguntas en el "te acordás" de una primera persona plural...
 
Hay cosas que busco saber, asumo esta búsqueda desde un espacio que me impide envejecer. Y sus continuaciones madrazas, consentidas en la poesía. 
Y vos sabés que les tengo ternura. Por momentos a unos, luego a los otros, y así. Tan raro. Será esa pena que me han transmitido y que permanece en el tiempo, será que nunca he amado, que sólo percibo el cariño y la mecánica de la ayuda?. 
Esperaré. No tengo elección. A pesar de las palabras repetidas, lo que vale son los ojos. 
.
Dicen que se fracasa cuando se parte de una ambición vacía, en lugar de hacerlo desde un sentimiento concreto. Pero puede haber fracaso en ambos casos. Y en los adyacentes.
Una sumatoria de corazones "dejándose elegir" es un ejemplo de que se puede, a pesar de haber presentado la renuncia, permanecer en el enganche de los entretelones. 
Yo soy una actríz fatal, ya lo sé, pero el diseño del repertorio principal tiene problemas, la música de cada una de las escenas hace agua, el guión está escrito con desgano y alegre desconocimiento. 

Harta, como vivir en un sitio del que no se forma parte. Vos sabés, tanto rejunte, tanta daga, tanto cariño sin pasión, tanta piel, tanta fobia, tanta histeria, tanto pánico. Qué necesidad, soportar en vida algo peor que la muerte, ser tantos en la misma cosa...

MabelBE

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

· seguir por mail ·