.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

jueves, 1 de octubre de 2009

Templo

Hay que percibir el poder del peligro
cuando es mas fuerte
y, sin renunciar, prepararse
para dar aire al próximo paso.
Tu templo no es el mío.
Recién cuando te alejes
entraré.
No hay invitación, dijimos.


[mi alma y yo]
MabelBE

3 comentarios:

  1. Eric von Bibert30 junio, 2011 23:09

    El peligro está siempre, a veces no es fuerte y nos despertamos con el encima o sea...y renunciar puede ser resignaciòn y en muchos de los casos cobardìa.
    Directo y breve...estocada.Me gusta.

    ResponderEliminar
  2. Muy bonita la foto también, debe ser una gozada comer ahí con ese paisaje...

    Angel

    ResponderEliminar

· seguir por mail ·