.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

viernes, 9 de agosto de 2013

Persona




Empiezo a recuperar sensaciones elementales, aunque olvidadas; me refiero a cosas tan sencillas como el hambre voraz antes de la cena, la infantil somnolencia de media tarde, la seguridad que despierta en mí una gran araña, el placer de andar descalza. ¿No crees que podemos ser algo mejores si nos permitimos ser como somos? Tu escondite no es lo bastante hermético. Por todas partes se filtran signos de vida...
-¿Crees que no lo entiendo? El absurdo sueño de ser. No parecer, sino ser.
Cada tono una mentira y una traición. Cada gesto una falsificación. Cada sonrisa una mueca: el papel de esposa, el papel de colega, el papel de madre, el papel de amante, ¿cuál de ellos es el peor? ¿Cuál te ha causado más tormento?
.
Ingmar Bergman.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

· seguir por mail ·