.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

martes, 29 de septiembre de 2015

Madera

Escribe sus visiones en pedazos de madera. Una y otra vez, caminando bajo el cansancio de cualquier ciudad al anochecer, en el comedor con una lámpara amarillenta sobre el rostro, antes de la cena. Durante la primera mitad de las mañanas nubladas, en los veranos sin mosquitos [no tiene noción de que fue el primero que dejó ese amor a pesar de que a menudo duda sobre si alguna vez lo vivió, pero ¡cómo lo hicieron sufrir cuando escuchó que ya no lo querían..!].
Corta árboles sólo para que las astillas concentren su historia, luego enciende el fuego y espanta a los fantasmas sin detenerse a describirlos. Es un ángel a la vez.

MabelBE

2 comentarios:

  1. Rembrandts a Go-Go15 agosto, 2011 17:45

    Seeee,la gente enciende el fuego para espantar algo,y me parece que para atraer algo también.La seducción del fuego.Los elementos enfrentados.Los opuestos presocráticos,el leñador cansado de hachar el árbol de la nada.Me gusta.

    ResponderEliminar
  2. la contemplación de aquello que hay que cambiar... cuánta tolerancia!

    ResponderEliminar

· seguir por mail ·