.

LA EXHIBICIÓN NO SUPONE NINGÚN ARROJO, LA TRANSPARENCIA SÍ.

lunes, 9 de febrero de 2009

Tránsito

El oleaje me moja las emociones. Agotadas de desorden, raspan una  melodía pendular que confunde las vivencias y profundiza algunos pocos afectos olvidados. Esa maraña de adjetivos inútiles, mis contradicciones, son gotas que abrazan con seducción elemental y me vuelven una sombra que se obliga a estar erguida ante la cercanía del mar, cuya profundidad revuelta es dueña del mismo color que tiene el cielo en los mapas cotidianos. Soy el péndulo que permite y no permite renacimientos, y que sólo así respira libre. El carácter lo da la vida cuando reaviva su vaivén, yo sólo acepto.


MabelBE

No hay comentarios.:

Publicar un comentario

· seguir por mail ·